Adeje blinda a las familias más vulnerables con dos proyectos sociales

Se atenderán dos colectivos específicos: menores en edad escolar y personas mayores de 65 años

20 de julio de 2020

Recientemente, el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, dio a conocer dos grandes proyectos que se llevarán a cabo en Adeje dada la situación coyuntural en la que se encuentran las familias más vulnerables tras la pandemia del COVID-19. Se trata de dos iniciativas, “Apoyo escolar y digitalización” para el conjunto de menores en riesgo de exclusión social y el proyecto “BIMA”, focalizado en la atención de personas mayores para prevenir el deterioro físico y cognitivo.

“Estamos ante un proyecto transversal en el que se involucran dos grandes áreas, Bienestar Comunitario y Educación, cuyo fin es equilibrar las desigualdades que nos ha dejado el coronavirus”, explico el alcalde de Adeje José Miguel Rodríguez Fraga, quien además añadió “estamos asistiendo a personas que se encuentras en situación de clara vulnerabilidad y afecta directamente a mayores y menores”.

Rodríguez Fraga aclaró que “aunque no forma parte de nuestras competencias, entendemos que es nuestra responsabilidad proporcionar ayuda a estos sectores y crear una red de apoyo social en la que se disminuya la brecha social, porque no es lo mismo tener familia que no tenerla, no es lo mismo tener recursos que no disponer de ellos, por lo tanto, utilizaremos los que dispone el Ayuntamiento para que tanto menores como mayores en situación de vulnerabilidad estén atendidos”.

“Estas iniciativas, vienen a sumarse a las que ya estamos desarrollando en otras áreas, como puede ser en el apartado de juventud, playas, servicios sociales, cultura, atención a la ciudadanía, etc., nuestro único objetivo es generar bienestar en estos momentos de dificultad”, apostilló el alcalde.

Mediante el proyecto de apoyo escolar y digitalización se busca fortalecer la educación formal de la escuela, creando un espacio donde los niños y las niñas realicen actividades para mejorar su desempeño escolar, fomentando su autoestima, fortaleciendo su individualidad y potenciando las competencias digitales que le ayudarán en su autonomía personal. Para paliar la brecha digital se les dotará de material tecnológico con línea de internet y se fomentará la competencia digital para garantizar la autonomía personal en la ejecución de las tareas en caso de volver a un nueva cuarentena o confinamiento por la aparición de nuevos brotes.

El proyecto está destinado a mejorar las perspectivas escolares de los alumnos que se encuentran en situación de desventaja social o que presentan dificultades, escolarizados preferentemente en Educación Primaria, a través del trabajo o apoyo organizado en horario extraescolar para alcanzar tres objetivos fundamentales: mejorar los aprendizajes en las áreas de Lengua Castellana y Literatura y de Matemáticas en Educación Primaria; posibilitar que el alumnado participante logre alcanzar los objetivos educativos de la Educación primaria; desarrollar la competencia digital para su autonomía personal con el manejo y dotación de recursos digitales y enseñar, al conjunto de estudiantes, hábitos de trabajo y estudio y gusto por aprender.

Esta iniciativa educativa tendrá lugar durante la jornada matutina de los meses de julio, agosto y septiembre, pero no se descarta una ampliación una vez iniciado el curso escolar, en cuyo caso, la atención se realizará en horario vespertino. Con esto, se pretende dar cobertura al menos a cien niños y niñas de Adeje, que serán evaluados tanto por el centro educativo como por el área de Bienestar Comunitario (servicios sociales). Los horarios de las clases, que se impartirán en los centros culturales de cada barrio para evitar que las familias se desplacen de sus núcleos poblacionales, quedarán distribuidos de la siguiente forma: 1º 2º y 3º de primaria de 11:00 a 13:00 horas; 4º, 5º y 6º de primaria: de 09:00 a 11:00 horas.

Con respecto al proyecto de Bienestar Integral de las personas Mayores de Adeje (BIMA), se trata de un programa integral de prevención de los procesos degenerativos en el plano físico y cognitivo, que involucra la psicoestimulación cognitiva y la rehabilitación fisioterapéutica a personas mayores en su domicilio. Con ello se pretende prestar atención domiciliaria especializada para dar respuesta a aquellas personas mayores que presentan procesos de deterioro físico y/o mental, además de proporcionar orientación y apoyo a las personas encargadas de las tareas de cuidador/a en el entorno familiar.

La finalidad principal del proyecto es aplicar la estimulación física y mental en el envejecimiento para ayudar a mantener las capacidades cognitivas, evitando la progresión del deterioro, así como mejorar el rendimiento funcional incrementando la autonomía personal en las actividades de la vida diaria y en definitiva, mejorar la calidad de vida del mayor y de su entorno familiar.

Para ello, se trabajará desarrollando los siguientes objetivos: ofrecer un servicio de atención domiciliaria especializada para la atención a personas afectadas por procesos de deterioro físico o cognitivo; desarrollar las actuaciones de activación cognitiva destinadas a reducir los procesos de deterioro mental; llevar a cabo intervenciones de fisioterapia que permitan mejorar las capacidades físicas o ralenticen el deterioro físico; facilitar la actividad cotidiana de los/as cuidadores/as principales a través de un programa específico y favorecer el desahogo emocional de los cuidadores/as principales.

Entre los servicios que se tendrán en cuenta bajo esta iniciativa destacan el servicio de psicoestimulación, fisioterapia, refuerzo cognitivo y terapia ocupacional

Profesionales cualificados
Dada la naturaleza específica de ambos proyectos, que se ejecutan de la mano de Cruz Roja, se contará con personal cualificado y formado especialmente en las áreas necesarias. En este sentido, el ayuntamiento ha utilizado una parte del superávit para poder llevar a cabo estas iniciativas, las cuales son de claro calado social. Además de personal docente, maestros y maestras especialistas en primaria y pedagogía, se suman un profesional de la psicología, 2 fisioterapeutas, un terapeuta ocupacional y 3 educadores sociales.