Adeje se compromete a ''no abandonar'' la cultura en la crisis del coronavirus

El grupo de gobierno municipal elevará al pleno una moción en favor de la cultura como bien de primera necesidad.

30 de abril de 2020

El equipo municipal propone una comisión de seguimiento con el sector para mitigar los efectos de la pandemia

El Ayuntamiento de Adeje no dará la espalda a la cultura a pesar de las dificultades presupuestarias que provocará, en los próximos meses, la pandemia del CoviD19. Así lo han manifestado, los concejales de Turismo y Cultura del consistorio de este municipio sureño, Adolfo Alonso Ferrera y María Clavijo Maza, respectivamente, durante la videoconferencia con una representación de la Asociación de la Industria Musical Canaria (AIMCA) realizada hace unos días.

La Asociación, que tiene un importante peso específico en el sector cultural del archipiélago, fue representada en el encuentro digital con Adeje por su presidente, Jairo Núñez (Arte Valle Producciones), Simón Higuera (Sonopluss Canarias) y Martín Rivero (Oceans Media Comunicación Canarias),

El alcalde, José Miguel Rodríguez Fraga, ha comentado al respecto que “Adeje lleva en su ADN la cultura y la formación porque entendemos que forman parte fundamental del desarrollo humanístico de todas las personas, desde la infancia hasta los adultos. Somos conscientes de las dificultades a las que se enfrenta el sector de la cultura tras la crisis sanitaria que estamos padeciendo, son miles los empleos que mueve este sector y desde el Ayuntamiento de Adeje vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para paliar, en la medida que podamos, esta situación. Nuestras líneas de trabajo para los próximos meses pasan sin lugar a dudas por ayudar a las personas más vulnerables, fomentar el empleo, impulsar el turismo sin dejar de lado la cultura, la formación o el deporte”.

Los ediles Alonso Ferrera y Clavijo Maza se han comprometido en la reunión con los representantes de AIMCA, a crear una comisión de seguimiento con esta asociación para elaborar un plan de inversión. AIMCA está integrada por más de 60 empresas y productoras de todo el archipiélago dedicadas a la organización de conciertos, contratación de artistas, alquiler de sonido, luminotecnia, escenarios, infraestructuras, estudios de grabación, ticketeras, etc.

Los concejales han apuntado también la posibilidad de que, si al final, es posible celebrar algunas actividades de las fiestas este año se potenciará la vertiente cultural de las mismas para compensar el parón que ha sufrido el mundo de las artes.

Por otro lado, el ayuntamiento de Adeje elevará a pleno una moción para hacer un reconocimiento público de la cultura como bien de primera necesidad. Asimismo, solicitará apoyo para este sector en el seno de la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias.

El presidente de AIMCA felicitó al ayuntamiento de Adeje “por la sensibilidad que está demostrando hacia un colectivo tan vulnerable como es el de la actividad cultural que ha dejado patente, durante la pandemia, que es solidario y que también contribuye, desde los balcones y en las redes sociales, a levantar los ánimos y mejorar la salud de todos”. Por otra parte, el representante de Sonopluss Canarias, Simón Higuera, puso énfasis en que “de la cultura vive mucha gente, miles de trabajadores que han tenido que afrontar, en los últimos doce años, dos duras crisis”.

En este sentido, cabe citar que, según datos de la última edición del Anuario de Estadísticas Culturales del Ministerio de Cultura, publicado en 2019, la industria cultural canaria posee algo más de 5.000 empresas que generan más de 26.000 puestos de trabajo directos e indirectos, casi el 3% del empleo total de las islas, lo que significa una aportación del 2% al PIB de la Comunidad Autónoma.

El peso de este sector productivo también queda recogido en el Anuario de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) publicado el año pasado, en el que se revela que el consumo cultural en la música, artes escénicas y audiovisuales en Canarias fue en 2018 superior a la media nacional, registrándose un incremento del 3,8% en número de representaciones y en recaudación y de un 4,5% en volumen de personas espectadoras.