Adeje manifiesta su repulsa hacia la violencia en cualquiera de sus formas y manifestaciones

La corporación municipal, vecinos y una representación estudiantil, se congregaron en la entrada del edificio principal del ayuntamiento para manifestar públicamente su oposición hacia la violencia

26 de noviembre de 2011

Durante la mañana de este viernes 25 de noviembre, el ayuntamiento de Adeje, que preside José Miguel Rodríguez Fraga, en compañía de la corporación municipal, trabajadores, vecinos y un grupo de 110 estudiantes, se congregaron en la entrada del edificio central del consistorio para manifestar públicamente su repulsa hacia la violencia en cualquiera de sus formas. Dicha concentración, que se enmarca dentro del día internacional contra la violencia de género, ha sido el acto más significativo dentro de una semana de actividades pensadas a favor de la concienciación ciudadana con respecto a la situación que viven, particularmente, muchas mujeres.

Durante el solemne acto, el alcalde adejero leyó un manifiesto en el cual el ayuntamiento, asume el compromiso de desarrollar, en el ámbito de sus competencias y en aplicación de la legislación vigente, una política municipal activa, integral y coordinada a favor de la igualdad y contra la violencia hacia las mujeres, para ello, es preciso seguir adoptando las medidas necesarias en materia de sensibilización y prevención con el fin de evitar que tengan lugar comportamientos que atenten contra la integridad de las personas y en particular las que la violencia de género comporta, con especial atención a jóvenes y adolescentes.

De igual forma, se compromete a seguir implementando acciones, medidas y recursos necesarios para que tanto las víctimas como sus descendientes tengan garantizadas su asistencia, asesoramiento y tratamiento. Otro de los compromisos adquiridos ha sido el trabajo en la promoción de medidas e iniciativas que favorezcan la convivencia en el municipio, y la resolución pacífica de conflictos en todos los ámbitos de la vida.

Este año, el manifiesto ha hecho hincapié en la juventud por la cual se seguirán impulsando acciones para dotarles de los recursos necesarios para conocer, reconocer y cambiar actitudes y comportamientos sexistas y a animarles a tener un papel activo en la lucha contra una violencia que ya se ha cobrado demasiadas víctimas.

Mircrorrelatos para educar en igualdad

Entre las actividades previstas para conmemorar el Día Internacional contra la violencia de género, destacó la primera edición de los Microrrelatos para educar en igualdad, actividad que ha despertado en los jóvenes de 14 a 17 años un espíritu literario con el cual le han plantado cara a la violencia. Los ganadores recibieron de la mano del concejal de Políticas de Igualdad y Bienestar Comunitario, Desiderio Afonso Ruiz y Amada Trujillo Bencomo, el reconocimiento por la calidad de sus relatos y su implicación en esta primera convocatoria.

El primer premio fue obtenido por el microrrelato “Quizás tenga un día tranquilo” de Santiago Karim Jatib, estudiante del 4º de la ESO del IES Adeje 2, el cual fue valorado por el jurado como un “excelente relato narrativo que aborda la violencia de género a través de la descripción de la vida de su protagonista quien logra escapar del drama de una relación violenta. El relato está construido de forma sutil, no diciendo explícitamente, sino dejando entrever y dando pie a la imaginación del espectador. Destaca el contenido del mensaje que el autor lanza, que no es otro que es el de la esperanza, cuando nos muestra, a una parte de la sociedad activa, implicada y dispuesta a luchar contra esta lacra que día a día cobra más víctimas. A través del uso de elementos literarios como la ironía y una abundante adjetivación, somos partícipes de una situación cotidiana de maltrato cuyo desenlace es por fin el deseado.”.

El segundo premio lo obtuvo el microrrelato “…y nos vestimos de ignorancia”, de la alumna María Candelaria Darías Martín, estudiante del 3º de la ESO del Colegio Costa Adeje. El jurado coincidió en que “el relato presenta un magnífico uso del lenguaje y un conocimiento latente de las técnicas teatrales más clásicas, una clara dosis de ironía y sarcasmo dando pie a su autora a hacer un llamamiento a esa parte de la sociedad que vive aún al margen de una escandalosa realidad llamada violencia de género”.

El tercer lugar fue obtenido por el microrrelato “Su amor no es amor”, de la alumna Alba Tacoronte Hernández, estudiante de 3º de la ESO del IES Adeje 2. Dicho trabajo, presenta una “estructura combina diferentes géneros, las técnicas del texto narrativo con tintes que nos recuerda una novela policiaca. A modo de diario, se narra en primera persona tres de los días más trágicos de la vida de la protagonista, para ello utiliza la técnica del flash- back, para recordar el diálogo que desencadenó su sentencia de muerte”, esta autora, “juega con el elemento tiempo invitando a experimentar junto a la protagonista su propia angustia marcada por referencias sensoriales a través de un lenguaje connotativo”.

Mesa Redonda

Otra de las actividades pensadas para la sociedad adejera en contra de la violencia de genero, fue la mesa redonda que, “Nuevas masculinidades y violencia de género”, contó con la presencia de Marisa Bucci psicóloga y coordinadora del grupo “Mujeres de Blanco” Arona; Argelio González, presidente de la Asociación de Hombres de Canarias por la Igualdad; Carlos López Melo, psicólogo; Pablo Martín Carbajal, escritor; Sergio Merino Ales, guardia civil responsable de la Unidad de Seguimiento a las Víctimas, y Fela Pérez Pérez, profesora y divulgadora de la revista “Mujer Pública”.

Las intervenciones tuvieron como punto de partida la necesidad de una deconstrucción de la masculinidad sustentada en el patriarcado y que ha legitimado durante siglos la violencia contra las mujeres. En este sentido la psicóloga Bucci retrató al hombre como “victima” de los signos constitutivos de la masculinidad que tienen que ver, sin dudas, con la violencia, la fuerza, el control, el dominio, la agresividad, la agresión, etcétera, y huérfano del patriarcado.

Para Carlos López Melo la violencia como tal no tiene sexo, es universal. Desde su punto de vista, “todos y todas somos maltratadores y maltratadoras y también somos maltratados y maltratas”; y añadió que para la consecución de una sociedad más igualitarias, junto con los cambios y avances protagonizados por las mujeres, es necesario la participación e implicación de los hombres, ya que el logro de la igualdad es un proceso que afecta a todas las personas.

Por su parte, Argelio González planteó la necesidad de que cada vez más hombres redefinan su masculinidad pese a las dificultades provenientes de algunos colectivos feministas que parecen estar más pendientes de que aquéllos cometan un error que de la lucha en si, pero insistió, son excepciones.

En su intervención, Sergio Merino hablo sobre la labor que realiza la Unidad de Seguimiento a las Víctimas y destacó la coordinación existente entre los distintos cuerpos de seguridad del Estado (Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local), tanto en la lucha contra la violencia de genero como contra la violencia domestica.

En lo único en lo que sí hubo una coincidencia casi generalizada fue en la crítica contra los recortes de recursos en el área de Servicios Sociales del Gobierno regional, lo que impedirá, en la práctica, llevar a cabo con más eficiencia campañas destinadas a la educación y concienciación para la igualdad.