5.000 personas acompañan a la Virgen de la Encarnación en la rogativa

Esta edición destaca por la gran afluencia de gente joven, ha declarado el acalde. La jornada transcurrió sin incidencias

22 de abril de 2012

La tradicional Rogativa de la Virgen de la Encarnación congregó esta mañana a unas 5.000 personas que la acompañaron desde la parroquia matriz, hasta el que fue su primer hogar, la iglesia de San Sebastián, en La Caleta. Este acto se celebra todos los años, coincidiendo con el segundo domingo de la Pascua de Resurrección, y con él, los adejeros cumplen una vez más la promesa que hicieron hace más de 300 años a la patrona.

A las nueve de la mañana todos los peregrinos ya estaban congregados en la Iglesia de Sta. Úrsula, desde donde iniciaron el camino portando la venerada imagen a hombros. Durante el trayecto realizaron diversas paradas en las que se le hicieron ofrendas musicales y se leyeron pasajes de la Biblia. La comitiva recorrió las calles de Adeje hasta llegar al puente que cruza la autopista, para a continuación traspasar el Portón de la Virgen y proseguir el recorrido por el tradicional Camino de la Virgen a través de las toscas coloradas, que aún conservan las huellas de las carretas que se utilizaban antaño. Tras su parada en la Era, la imagen fue recibida por la imagen de San Sebastián a la entrada de El Humilladero, lugar donde dice la tradición fue encontrada la talla de la Virgen. Finalmente, ambas imágenes entraron juntas a la Iglesia donde se celebró la eucaristía.

Esta festividad contó, como es habitual, con la participación del alcalde del municipio, José Miguel Rodríguez Fraga, así como de numerosos concejales del Ayuntamiento, que estuvieron en todo momento pendientes del buen discurrir de la Rogativa. Tras llegar a la Iglesia de San Sebastián, el alcalde comentó “la gran convocatoria que tiene cada año este evento, cada año participa más gente y en esta edición estoy gratamente sorprendido por la elevada participación de gente joven que se ha sumando a esta tradición. Es importante que las nuevas generaciones vayan conociendo e incorporándose a estos encuentros porque es la forma de que nuestras raíces y nuestras tradiciones sigan vivas”.

Hay que destacar el papel activo tanto del colectivo de “Adejeras con la Virgen” como de los “Porteadores de la Virgen” quienes un año más, participaron de forma entusiasta en esta tradición. Asimismo, entre los peregrinos se pudo ver a un grupo de profesores y alumnos de la Escuela Municipal de Música de Adeje quienes entonaron la canción a la Virgen de la Encarnación en diversos puntos del recorrido y en su entrada a la Iglesia de San Sebastián.

La jornada transcurrió con total normalidad y contó con un dispositivo de seguridad adecuado que incluyó la presencia de la policía local y protección civil. El tiempo acompañó en todo momento y las nubes ayudaron a sofocar el calor por lo que no hubo que atender ninguna lipotimia como en años anteriores había ocurrido.

El origen

La Rogativa es una tradición que se remonta al siglo XVI, momento en que Pedro de Ponte decide trasladar la imagen de la Virgen hasta la iglesia de Sta. Úrsula, para protegerla de las incursiones de los piratas de esta zona del litoral adejero. Los vecinos de la época, no muy conformes con la decisión, prometieron llevar la imagen en peregrinación cada año hasta su primera morada el día de su fiesta.

La tradición perduró a lo largo de los años, durante los cuales además de cumplir la antigua promesa, los adejeros pedían a la Virgen que los protegiera de plagas, enfermedades y hambrunas, tal y como se recoge en el Libro de Milagros de Nuestra Señora de la Encarnación en el Archivo Parroquial de Santa Úrsula de Adeje.

El origen de la primitiva imagen de la Virgen de la Encarnación se remonta a los primeros años de la conquista de Tenerife y posterior colonización de la zona. Esta talla apareció en el lugar costero de La Enramada, donde recibió culto por primera vez.