Bomberos Voluntarios de Adeje, 30 años al servicio de la ciudadanía

En agradecimiento a sus tres décadas de servicio desinteresado, el pleno municipal aprobó por unanimidad la inauguración de la “Plazoleta de los Bomberos de Adeje”, donde se ubica la estatua de bronce del artista canario Pedro Gómez

24 de junio de 2016

Durante la tarde de ayer, viernes, 24 de junio, el ayuntamiento adejero, presidido por el alcalde, José Miguel Rodríguez Fraga, reconoció la labor altruista que la Asociación de Bomberos Voluntarios de Adeje lleva realizando desde hace tres décadas. El acto institucional inició a las siete de la tarde con un desfile que partió desde la casa consistorial y culminó en la nueva “Plazoleta de los Bomberos”, iniciativa que fue aprobada por unanimidad por el máximo órgano de gobierno municipal: el pleno. En dicho espacio ha quedado posicionada la estatua de bronce del artista canario Pedro Gómez.

El alcalde adejero, José Miguel Rodríguez Fraga aseguró que “celebramos la existencia de un colectivo singular y especial que ha ido entretejiendo ,en esta última etapa del sur de Tenerife, una historia que no se entendería sin la presencia de los bomberos, que nacen de una necesidad social y de un destino que empieza a emerger con fuerza y en ese contexto de lejanía estaba huérfano de asistencia para las emergencias y la demanda de una sociedad compleja que necesitaba contar con una imagen de seguridad”.

El nacimiento de este colectivo, “fue hermoso”, aseguró el primer edil, quien reiteró que “los bomberos son un grupo de ciudadanos se unió de forma voluntaria para crear lo que hoy son, una asociación que modestamente y poco a poco se han ganado el respeto por su presencia constate, compromiso, esfuerzo y asumir riesgos y que sin duda han dado la talla y nos han recordado lo importante que es la unión de los pueblos”

El presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios, Michael Mendoza expresó que “gradecemos al Ayuntamiento y al pueblo adejero este magnífico regalo, esta plaza mostrará lo que somos y lo que queremos aportar a la sociedad. En estos treinta taños hemos pasado de 100 actuaciones al medio millar en 2015. Somos un grupo de personas voluntarias que queremos ayudar al prójimo con salud, fuerza y unión y contamos con el apoyo de nuestra gente para poder hacerlo”.

A lo largo de toda la semana, la Asociación de Bomberos Voluntarios de Adeje ha realizado varios actos relacionados con su trigésimo aniversario, entre los que destaca la imposición de sus mayores distinciones a un grupo de entidades y personas que, a lo largo de la historia, han contribuido notablemente a la mejora del servicio que presta este cuerpo a la sociedad.

Durante la noche del pasado jueves, 23 de junio, fueron entregadas las medallas de honor con distintivo de Bronce a los Bomberos Voluntarios de Unterhaching – Alemania
y a Josef Gmeinwieser ex comandante de los Bomberos Voluntarios de Unterhaching. También se entregó la medalla de honor con distintivo de Plata a José Rodríguez Sempere y
Ricardo Müller Picháida (Q.E.P.D) y por último, la medalla de honor con distintivo de Oro a Carlos Paulsen Rivas y a José Miguel Rodríguez Fraga, alcalde de Adeje.

 

 

 

 

Historia y distinciones
La Asociación de Bomberos Voluntarios de Adeje nace en el año 1986. Desde entonces, su misión ha sido ayudar y proporcionar auxilio en situaciones de emergencia a toda la ciudadanía sureña.

A lo largo de su trayectoria, han formado parte importante de la vida del municipio de Adeje. Su participación en momentos relevantes de la historia, como el incendio que azotó el municipio el pasado año 2012, le ha valido sendas condecoraciones que vienen a reivindicar el compromiso social y humano de esta asociación.

Conformado por treinta y nueve personas (48 bomberos activos y 4 veteranos entre hombres y mujeres), el parque de bomberos adejero está integrado en el Consorcio Insular, el cual cubre toda la isla de Tenerife, e incorpora a nueve parques de voluntarios y cinco de profesionales, todos ellos, trabajan bajo un mismo mando central.

Las características del territorio sureño y la rapidez con que se acude a los siniestros en el Sur de Tenerife, ha hecho que la ciudadanía y los bomberos profesionales cuenten con la presencia, casi continua, de los Bomberos Voluntarios de Adeje, quienes han ayudado a crear grupos de guardias para atender eficazmente a la población.

Pero sin duda, una organización altruista y voluntaria, como es el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Adeje, donde se infunde respeto, compañerismo, disciplina y una serie de normas de régimen interno, acarrea unas relaciones humanas que van más allá de cualquier esquema del concepto de amistad. Su pasión por la vida y la colaboración les ha llevado a límites insospechados, con ello, han contribuido con numerosas personas.

“Aquí no existen los ideales políticos, sociales e intereses creados, existe una gran familia que comienza conociéndose desde el primer día en las jornadas de prácticas y ejercicios, cuestión fundamental para saber las actitudes y talento de cada aspirante”, señalan los bomberos.

Dada su implicación en la sociedad sureña, en la que han realizado más de siete mil intervenciones desde su fundación, la Agrupación de Bomberos Voluntarios de Adeje ha recibido varias condecoraciones entre las que destaca el premio Gánigo (2014) o la Medalla de Oro de Adeje durante el pasado 2007, que fue otorgada por iniciativa del alcalde adejero, José Miguel Rodríguez Fraga y aprobada por el Pleno municipal, el máximo órgano de gobierno local.

Para dejar constancia histórica de la vinculación que existe entre Adeje y los Bomberos Voluntarios, durante las Fiestas Patronales de 2009, fue inaugurado un monumento en homenaje a dicha agrupación, una escultura realizada en bronce del artista canario Pedro Gómez y que vislumbra un bombero en plena faena de extinción de incendio.

Sin duda, una de las distinciones más importantes fue el Bombero de Oro de la Seguridad Contra Incendios otorgada por la Consejería de Presidencia y Trabajo de la Junta de Extremadura.