El Ayuntamiento de Adeje impulsa el consumo del agua de grifo y la reducción del uso de agua embotellada.

El Laboratorio Municipal realiza análisis semanales que certifican la calidad del agua

15 de noviembre de 2019

La concejal del Área de Salud y Calidad de la Vida del Ayuntamiento de Adeje, Amada Trujillo Bencomo, señala que consumir agua del grifo desde los hogares en Adeje es la opción medioambiental más sostenible, favorece el ahorro económico por ser más barata, es de calidad y saludable, frente al agua embotellada que favorece la contaminación por el efecto pernicioso del residuo plástico en el medio ambiente.

El Ayuntamiento dispone de un Laboratorio Municipal que realiza análisis periódicos de forma semanal que certifican la calidad del agua que se consume en los hogares adejeros. En los años 2017, 2018 y lo que va de 2019 se ha obtenido la calificación de agua apta para el consumo en el cien por cien de todas las muestras analizadas de las distintas redes de abastecimiento del municipio, tanto hoteleras como en la red municipal. Después de Las Palmas de Gran Canaria, Adeje es el segundo municipio de Canarias con mayor número de boletines analíticos de control anual.

El Laboratorio Municipal de Adeje dispone de certificación de Calidad conforme a la norma ISO 9001:2015, realiza análisis de agua en el grifo del consumidor, en cumplimiento de lo establecido en el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, entre ellos: olor, sabor, color, turbidez, conductividad, pH, amonio, índice Langelier, hierro cromo, cloruros, bacterias coliformes, escherichia coli.

En el año 2018, se realizaron un total de 228 analíticas obteniéndose la calificación Apta para el Consumo en todas ellas. Las muestras analizadas fueron recogidas en 32 redes de distribución repartidas a lo largo de la geografía municipal de Adeje. El 32,60% de los puntos de muestreo utilizados correspondieron con domicilios particulares, garajes, jardines e interior de viviendas y el 67,30% restante proceden de instalaciones públicas y actividades comerciales.

Actualmente, el 72,4% de la población de Adeje es abastecida con mezcla de agua proveniente de presas y agua de mar desalada, frente a tan solo el 27,5% que se suministra de agua de presa de forma exclusiva. El 92,85% de las entidades privadas con autoabastecimiento (Hoteles, Parque Acuático) de Adeje son abastecidas por agua desalada. El resto de las entidades, un 7,1% se surte con agua de proveniente de pozos.

Se estima que el 90% de la población de Adeje dispone de agua de media mineralización, (proceso por el que el agua obtiene minerales u otras sustancias disueltas que le confieren propiedades especificas), con conductividad (indicador de la calidad de las aguas de consumo) que oscila entre 250 a 700 us. Otro indicador que nos permite conocer la calidad del agua es el Índice de Langelier, el cual nos facilita la información del equilibrio en el agua y es importante para determinar carácter corrosivo o incrustante de un agua, el 70% del agua suministrada en Adeje está en equilibrio.

En este sentido, la Concejal ha detallado que estos resultados se deben a las mejoras en el abastecimiento a lo largo de los últimos años, y en las inversiones en las instalaciones e infraestructuras promovidas por el Ayuntamiento y la empresa Aqualia-Entemanser, tales como el tratamiento del agua de consumo mediante desalación de agua de mar, en las plantas de tratamiento de La Caleta y de Adeje-Arona, en depósitos, en redes de abastecimiento y sistemas de bombeo, en tratamientos del agua de presas y galerías. Infraestructuras que van unidas al desarrollo y aplicación del programa sanitario, de control exhaustivo y vigilancia que se realiza desde el Laboratorio Municipal, con resultados que evidencian que agua del grifo de Adeje es de muy buena calidad, no presenta riesgos para la salud y se recomienda y anima a la ciudadanía a su consumo.

Finalmente, Amada Trujillo Bencomo ha añadido que el consumo del agua del grifo es un acto de consumo sostenible, favorece por un lado el ahorro económico para las familias, y por otro contribuye a evitar la grave contaminación. Por otro lado “es más barata que el agua embotellada, está más controlada sanitariamente, no contamina, no produce residuos como el agua embotellada en plástico que consume recursos que se extraen del petróleo y deja un residuo que es el envase y favorece pernicioso factor de contaminación a través del plástico en el medio ambiente”. En la página web https://www.adeje.es/sanidad/programa-de-control-en-el-grifo se puede consultar toda la información detallada de los últimos informes sanitarios.