La Muestra de Teatro Amateur de Adeje cumple seis ediciones

La primera obra tendrá lugar este viernes, 4 de mayo a las ocho y media de la tarde en el Centro Cultural de Adeje

4 de mayo de 2018

La Muestra de Teatro Amateur de Adeje regresa por sexto año consecutivo para proporcionar una oportunidad a los grupos de teatro aficionado de mostrar su trabajo con la representación de sus obras y creaciones artísticas. En esta edición, que se llevará a cabo durante todo el mes de mayo a las ocho y media de la tarde, se han planteado tres propuestas de diferentes temáticas, todas las sesiones serán gratuitas y aptas para todo público.

La primera obra "Me llamo Alfonsina" será este viernes, 4 de mayo. La "Asociación de Mujeres Isoranas Arcoíris", presenta esta puesta en escena que narra la vida de la poetisa argentina Alfonsina Storni con un texto de Gerardo Barrios y la dirección de César Yanes. La pieza invita a conocer las dos caras de Alfonsina, su poderoso dominio del verso, la amargura de una vida y sobre todo, se resaltará el valor reivindicativo y feminista de la escritora.

De cara al viernes, 11 de mayo, el grupo de teatro "Teatruva" de la Asociación de Fiestas de la Vendimia de la Perdona presenta su adaptación de la obra "Sancho Panza en la Ínsula Barataria". En esta ocasión, se apreciará a un Sancho Panza que llega a lomos de su burro Rucio a las puertas de la ciudad de Barataria, donde es vitoreado y aclamado por una gran multitud como el nuevo Gobernador. Los Duques, nada más allá de una simple burla que todos conocen y sólo Sancho ignora, le habían prometido el gobierno de la Ínsula para que, con mano firme y sabia decisión, llevara a buen puerto los delicados asuntos de palacio.

La última propuesta es la de la Asociación Puro Teatro, que el viernes, 25 de mayo, presentará su ora "Basada en desechos reales", historia cuya trama atiene lugar en una comisaría donde se prepara la defensa frente a los problemas aún no tipificados que se han originado en la morgue. Seis personajes: el comisario, su hija, el oficial, el psicoterapeuta, la amante del comisario y el inspector de secundaria pugnan cada quien por sus propios intereses en un galimatías dialéctico en el que lo obvio se convierte en inaudito y lo extraordinario, en nimiedad.