Christopher Expósito Izquierdo: “las redes sociales son la tercera herramienta más utilizada en la promoción online”

El blog, las páginas web y el marketing a través de correo electrónico también se utilizan en dicha promoción

25 de julio de 2019

La Universidad de Verano de Adeje acoge el curso “Comunity Manager: gestión, desarrollo y mantenimiento de comunidades virtuales”, con el que se pretende despertar en el alumnado las capacidades de crear, desarrollar y mantener comunidades virtuales; además de enseñarles a definir y ejecutar una estrategia eficaz para la gestión de Redes Sociales a través de las herramientas, técnicas y métricas aplicadas en el mundo del Community Manager.

A lo largo del cuso, se ha aportado una visión clara sobre las Redes Sociales, sus aplicaciones, capacidades y gestión para el desarrollo de la imagen de marcas comerciales. En este sentido, uno de sus ponentes y también codirector del curso, Christopher Expósito Izquierdo, aseguró en su ponencia que las redes sociales son la tercera herramienta más utilizada en la promoción online, la primera es el blog, seguidamente están las páginas webs y el marketing a través de correo electrónico.

Paralelamente, el experto indicó que las redes surgen por “la necesidad de comunicarnos o tener voz que en otros escenarios no se podría tener”. Asimismo, detalló que éstas se clasifican en directas, indirectas, verticales u horizontales, según la necesidad. “Las redes nos permiten construir un perfil público dentro de un sistema, así como articular una lista de personas usuarias con las que compartir contenidos”.

El profesor explicó la categorización de las redes sociales defendida por el reconocido analista digital, escritor, antropólogo y futurista, Brian Solís, dónde se aplican criterios de agrupación tales como: foros, sociales, negocio, servicios, profesionales, música, eventos, contenido educativo, influencers, vídeo, etc.

A lo largo de la ponencia también se detallaron los problemas asociados a las redes sociales y al exceso de información, entre los que destacan los contenidos no aptos o inapropiados, las adicciones a la tecnología, el aislamiento social, el derecho al olvido, noticias falsas y bulos, los cuales afectan casi toda la población, de hecho, “el 44% de los españoles recibe entre 1 y 5 bulos a través de internet, de 5 a 10 noticias falsas y lo más alarmante es que en muchas ocasiones se les da credibilidad”.

Ante esta situación, Expósito Izquierdo detalló que “actualmente se está trabajando en la detección y erradicación de los bulos, ya existen empresas que se dedican a perseguir este tipo de publicaciones y su objetivo es la curación del contenido, pero hace falta una legislación adaptada y mejoras en la inteligencia artificial que rastree dichos contenidos maliciosos”.

En cuanto a las empresas, el experto señaló que “así como se define la clientela de un negocio, también se debe de tener en cuenta qué redes sociales son más adecuadas a cada actividad económica”. De manera que, la que se utilice sirva para generar o captar mayor volumen de ventas. “No hay que tener redes por tener, ni disponer de ellas porque la competencia las tenga, hay que saber que objetivo se persigue con cada red social y utilizarlas para posicionar nuestra empresa en un sector competitivo”, añadió.

Análisis de datos
En el maro del curso se detalló la relevancia que tiene el análisis del trafico de información que dispone una plataforma web. En este sentido, el ponente puso de ejemplo las páginas web de varias instituciones, entre ellas la de Adeje, la cual dispone de un elevado número de personas usuarias que, diariamente, la utiliza como fuente primaria de información.

Las herramientas de análisis de datos permiten categorizar el volumen de personas que visitan una plataforma web a nivel nacional, internacional, regional o local, lo que determina o influye en el posicionamiento online. En este punto, el profesor indicó que cada página es diferente y las personas pueden acceder a ellas bien a través del buscador, porque conocen el nombre de la página web, utilizando un motor de búsqueda, las redes sociales o referencias de otras páginas.

Lo más importante en estos casos es que el nombre de la página web sea corto, llamativo y fácil de recordar.