El ayuntamiento de Adeje se apunta a #NoLoTires apostando con pequeños gestos cotidianos por un saneamiento limpio

Se ha procedido a instalar posters de la campaña #nolotires en los baños de todos los colegios e instalaciones municipales

19 de noviembre de 2018

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Saneamiento, el ayuntamiento de Adeje y Entemanser presentan el vídeo divulgativo #Nolotires para concienciar, informar y educar a la población sobre el buen uso del saneamiento. Los residuos que en ocasiones se tiran a los desagües domésticos y que llegan al alcantarillado urbano, pueden provocar importantes daños ambientales y económicos. Para evitarlo, se propone a través de este vídeo unos sencillos consejos con los que podemos prevenir averías y atascos.

Aprovechando esta jornada, se ha procedido a instalar en todos los baños de los colegios e instalaciones municipales, cartelería informativa respecto al uso cívico de los mismos. En palabras de la concejal de Servicios Municipales y Presidencia, Carmen Rosa González Cabrera, “con esta acción queremos concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de entender que no se puede tirar cualquier cosa por el inodoro. Se están dando numerosos casos en todas las ciudades del territorio nacional sobre la acumulación de toallitas desechables en los sistemas de saneamiento provocando obturaciones complicadas de desatascar, además tiene un grave impacto ambiental y económico. Es responsabilidad de cada uno contribuir desde nuestros hogares evitar la contaminación de nuestro entorno".

Cada vez con mayor frecuencia se encuentran en la red de saneamiento más contaminantes ligados al consumo y prácticas asociadas al consumo doméstico. Toallitas húmedas, bastoncillos y otros textiles llegan hasta las depuradoras. El impacto negativo de este tipo de residuos sobre las infraestructuras de los servicios de agua urbana es una realidad en toda Europa. Arrojar las toallitas húmedas por el inodoro cuesta a los europeos entre 500 y 1.000 millones de euros al año, según datos de EurEau, la asociación continental que engloba a las empresas de abastecimiento y saneamiento.

Pero no sólo las toallitas y otros textiles provocan daños en las infraestructuras de saneamientos. Aceites vegetales y grasas, fármacos, cosméticos o pinturas, son productos que arrojados al inodoro o al fregadero pueden ocasionar consecuencias muy negativas también en el medioambiente y en la salud.

Los aceites vegetales, grasas alimentarias y aceites para el coche, si son vertidos por el desagüe provocan bolas de grasa que atascan los colectores dificultando la salida de los gases y dando lugar a los malos olores en las ciudades. Se estima que un litro de aceite puede llegar a contaminar hasta 1.000 litros de agua.