El 95% del alumnado de la Universidad de Verano asegura que aplicará la formación en su vida profesional

La valoración del profesorado alcanza el excelente

27 de julio de 2018

“El 95% del alumnado de la Universidad de Verano de Adeje considera que podrá aplicar la formación recibida en su vida profesional”, según se desprende del informe final de valoración que han presentado hoy el vicerrector de Relaciones con la Sociedad de la ULL, Francisco García, y el concejal de Educación del Ayuntamiento, Adolfo Alonso Ferrera, en la rueda de prensa que han ofrecido a los medios de comunicación. “Estamos satisfechos porque este porcentaje se ha elevado respecto al año anterior en 9 puntos”.

 

El curso estrella de esta edición ha sido el de “lenguaje de signos” que ha sido puntuado muy positivamente por el alumnado y que lo demanda en más cantidad (más horas) y con ediciones avanzadas. Otras de las acciones formativas demandadas por las personas asistentes a esta 26 edición son aquellas relacionadas con el mundo del arte, la creación literaria, el medio ambiente o la ecología.

 

“Esta edición es la confirmación que el cambio de formato de la UVA ha sido el adecuado”, aseguró el vicerrector de Relaciones con la Sociedad, Francisco García, quien además aseveró que ha podido podido comprobar “que el nuevo enfoque modular y flexible ha funcionado, el alumnado puede hacer un curso y complementarlo con dos talleres, que además le proporcionan conocimientos aplicables a la vida real”. “Los resultados obtenidos, tanto a nivel cualitativo como cuantitativo, demuestran que hemos ampliado el perfil del y los datos arrojan que el 95% considera que lo aprendido en las aulas es muy aplicable a su vida profesional, por lo tanto, respondemos a un cambio de modelo”, argumentó el vicerrector.

Para el concejal de Desarrollo Creativo y Educación, Adolfo Alonso “la UVA ha cambiado para mejor y en esta fiesta del conocimiento mucho tiene que ver el trabajo en equipo y la sinergia entre Ayuntamiento y Universidad, hemos logrado obtener una presencia de 700 personas matriculadas que vienen buscando cursos diferentes, la mayoría son personas de más de 25 años y eso pone en valor además la oferta complementaria que se desarrolla a lo largo de la semana de trabajo”.

Fruto del camino hacia la internacionalización, ambos responsables aseguraron que están “trabajando, es un camino lento pero seguro, ya en ediciones anteriores hemos tenido cursos en otros idiomas y este año hemos tenido ponencias en otros idiomas, además de la presencia de dos alumnas universitarias procedentes de Senegal y la aportación personas expertas de otras latitudes de América y Europa”.

 

 

Según se desprende del informe final de la Universidad de Verano (UVA), el alumnado decidió matricularse en esta oferta con el objetivo, en su inmensa mayoría, de actualizar conocimientos (62%) y mejorar el currículum (23%). Respecto a la edición anterior, el “sumar créditos ECTS” ha perdido importancia bajando cuatro puntos porcentuales en las encuestas que ha realizado la organización de la UVA.

 

En el caso de quienes buscan “actualizar conocimientos”, hasta el 76% asegura que los contenidos son muy útiles aunque el resto de personas consideran que la formación sí les será de utilidad. Curiosamente, aquellas personas que se han matriculado por los créditos ETS como principal objetivo son las que valoran menos la utilidad de los contenidos recibidos.

 

Entre los aspectos mejor valorados por el alumnado asistente se encuentra el profesorado con una nota media de 9,40 sobre 10, especialmente en lo que se refiere a explicaciones, metodología empleada y en la organización general de la UVA. Hay que destacar que el 72% del alumnado encuestado ha calificado al profesorado con la máxima puntuación.

 

A la pregunta de si recomendaría activamente los cursos de la Universidad de Verano, el 64% ha respondido de forma positiva lo que genera un elevado flujo positivo de cara a futuras ediciones. La vía por la que han tenido conocimiento de los cursos y talleres de la UVA han sido principalmente “por recomendación de una persona conocida” (24%), seguida de la web del Ayuntamiento (21%), de las “redes sociales” (15%) y por haber participado en anteriores ediciones.

 

Respecto al origen geográfico del alumnado, el 96% reside en la isla de Tenerife y el 34% concretamente en el municipio de Adeje. “Para el Ayuntamiento es importante la cifra de personas del municipio que accede a esta formación ya que nuestro principal interés es proporcionar a los y las residentes la posibilidad de mejorar y ampliar sus conocimientos, y más cuando se trata de materias vinculadas con su profesión” ha asegurado el concejal de Educación de Adeje.

 

El perfil medio del alumnado de esta 26 edición de la Universidad de Verano es una persona profesional, con empleo (39%) o en búsqueda de empleo (22%) mientras que un 31º% es estudiante universitario, en su mayoría de grado. Un dato que se repite en cada edición de la Universidad desde su creación es la mayor presencia de alumnado femenino con un 63% por encima del masculino.

 

Por lo tanto, el perfil del alumnado de la Universidad de Verano de Adeje sería mujer de entre 25 y 44 años, profesional que reside en Tenerife y que ha tenido conocimiento de los cursos a través de alguna persona conocida.

 

Por último, el Vicerrector y el concejal, Francisco García y Adolfo Alonso Ferrera, respectivamente, reiteraron que “esta Universidad de Verano de Adeje es posible gracias al esfuerzo de los quipos de trabajo de la ULL y del Ayuntamiento de Adeje, pero también a la labor del grupo de personas voluntarias que han dejado en alto la calidad humana del municipio, personal del departamento de Desarrollo Creativo, Deportes, Comunicación (ULL y Ayuntamiento) y del Periódico de la Universidad de La Laguna”.