Finalizadas las obras de rehabilitación de 76 viviendas en Las Rosas -Armeñime

Los diez bloques fueron construidos a mediados de la década de los 70 y precisaban una actuación integral que ha sido subvencionada por el Ayuntamiento, Cabildo de Tenerife, Gobierno de Canarias y de España.

4 de julio de 2017

Durante la mañana de este martes, 4 de julio, el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, el responsable de la consejería de Vivienda y Vicepresidente del Cabildo de Tenerife, Aurelio Abreu, la directora insular de Viviendas, Marta Arocha Correa y la concejal del área de Presidencia y Obras Municipales, Carmen Rosa González Cabrera realizaron una visita a los diez bloques (76 viviendas) de Las Rosas - Armeñime en las que se ha ejecutado una rehabilitación cuya inversión asciende a más de un millón de euros, que han sido aportados por las administraciones públicas (Ayuntamiento, Cabildo, Gobierno central y autonómico).

El edificio data de mediados de los años 70 del pasado siglo XX y precisaba una actuación integral en la que se mejoraron las condiciones de habitabilidad, seguridad, accesibilidad y recuperación del patrimonio edificado.? Con las obras, que fueron ejecutadas por la Empresa Municipal de Servicios de Adeje (EMSA), además de dotar de un entorno completamente mejorado, se le ha sumado un nuevo parque saludable para el uso de la ciudadanía.

El alcalde adejero, José Miguel Rodríguez Fraga aseguró que las mejoras "eran necesarias dada la antigüedad de la edificación, se han reformado las instalaciones respetando las nuevas normativas y atendiendo a los criterios de movilidad y seguridad que se precisaban para el entorno, todavía quedan cosas pendientes de finiquitar, pero seguiremos trabajando en ellas".

Por su parte, Abreú destacó que "estas reformas vienen a mejorar la seguridad, accesibilidad y la impermeabilización de las viviendas. Es un esfuerzo importante que pone de manifiesto el trabajo y compromiso de las administraciones públicas para garantizar el bienestar de los vecinos y vecinas quienes, además, verán mejorado su entorno con un nuevo mobiliario urbano adaptado a las necesidades, así como la mejora significativa de la accesibilidad". Para Marta Arocha Correa, directora Insular de Viviendas "las obra han dignificado tanto las viviendas como la calidad de vida de las personas, que a partir de ahora podrán disfrutar de su entorno con mayor seguridad".

Mejoras realizadas
En el conjunto de los diez bloques, conformado por 76 viviendas, se han reparado, saneado y pintado la totalidad de las fachadas, además, se han sustituido ventanas y puertas en los casos de máximo deterioro. Se ha procedido al sellado, lijado y pintado de las carpinterías existentes, así como la reparación de resaltes y cornisas.

Un punto importante fue la impermeabilización de las cubiertas, en las que se ha ejecutado una actuación global que garantice la estanqueidad de las mismas. También se han reubicando antenas y equipos de captación audivisual.

Paralelamente, se han realizado nuevas instalaciones eléctricas y centralizado los contadores, es decir, se han adecuado las zonas comunes de baja tensión, dada la antigüedad de las mismas, adaptándola a la nueva normativa. Asimismo, se han instalado placas solares en todas las cubiertas con el objetivo de reducir el consumo de la demanda energética del agua caliente sanitaria, de forma tal que, parte de este consumo proceda de una fuente de energía renovable.

La accesibilidad ha sido otra de las grandes apuestas, en este sentido, se han eliminado las barreras arquitectónicas que existían y se han incorporado rampas de acceso para una mejor circulación de la ciudadanía que reside en dichas viviendas, que en su mayoría, son personas mayores.

Estas significativas mejoras se han visto complementadas con la dotación de nuevo o mobiliario urbano, parque infantil y parque saludable.