​​10.000 personas siguen la Pasión de Adeje

El evento se retransmitió en directo para toda España a través Televisión Española

18 de abril de 2014

10.000 personas, según datos facilitados por la organización, asistieron a la XIX edición de la representación de La Pasión, que ha tenido lugar hoy viernes 18 de abril en la calle Grande adejera. El evento contó además con una cobertura mediática muy significativa ya que se retransmitió en directo para toda Canarias a través de Televisión Española y por La 2 de TVE para toda España. En esta puesta en escena, han participado más de 300 actores aficionados, la mayoría, vecinos y vecinas de Adeje, quienes fueron los encargados de representar los últimos días de Jesús de Nazaret bajo la dirección de la concejalía de Cultura.

Para la concejal Nayra Medina Bethencourt, responsable del área de Cultura “La Pasión de Adeje es un evento importante en la agenda cultural del municipio. Los adejeros y adejeras viven muy de cerca la vida y muerte de Jesucristo y desde el Ayuntamiento intentamos, cada edición, mejorar todas aquellas cosas que enriquezcan este evento”.

Seguidamente recordó que “este año es la primera vez que se emite La Pasión a nivel nacional y estamos muy contentos con el resultado obtenido”. La edil reiteró que “todo este esfuerzo de trabajo, reuniones, ensayos, preparativos, música, etc., es posible gracias a la implicación de los vecinos y vecinas y de todos los trabajadores y trabajadoras municipales, quienes desde mucho tiempo antes están preparándolo todo para que la representación de La Pasión salga maravillosamente”.

En esta edición de La Pasión cobró singular importancia la escena de la crucifixión que tuvo lugar, por segundo año consecutivo, en la Plaza España de Adeje dejando entrever las riquezas naturales del municipio entre ellas: el Roque del Conde y el Barranco del Infierno. Otro de los momentos que causó singular impacto fue la de Pilatos y Claudia en que se introdujeron nuevos elementos de atrezo además de un diálogo renovado que incluía una canción.

La obra teatral dio inicio sobre las 12 del mediodía con la entrada mesiánica en Jerusalén. El pueblo discurrió por toda la calle Grande en la que se incorporó un mercado de la época con alimentos reales y animales: cabras, caballos, halcón, serpiente, palomas... La escena transcurrió con la intervención del pueblo cantando “Hossana” y la entrada de Jesucristo representado por el adejero José Antonio López quien lleva varios años realizando este papel.

Seguidamente, tuvo lugar la cena pascual en la plaza de la Cruz del Llano. Una vez finalizada la última cena, se produce el encuentro de la Magdalena representada por Ainhoa Aguilar alumna de la Escuela Municipal de Música y Danza y concursante de La Voz España, con Jesús de Nazaret. La música de esta escena logra proporcionar intensidad al encuentro de los personajes. Esta melodía ha sido compuesta íntegramente por el profesorado de dicha Escuela.

La escena del Getsemaní presentó un Jerusalén dormido y el beso de un Judas que posteriormente yace ante la angustia que le produce traicionar al redentor. La Pasión continuó con el proceso ante el Sanedrín, el cual llevó a Jesús hasta Pilatos y Claudia (representados por Raúl de Castro Soriano, alumno de la Escuela Municipal de Teatro de Adeje. Teatro UPA y María Herrera Bethencourt, alumna de la EMMA) y al palacio de Herodes y Herodías (interpretado por el actor profesional Nacho Almenar Vera y la alumna de la Escuela Municipal de Teatro de Adeje. Teatro UPA, Esther Mendoza), escenarios que también fueron mejorados para La Pasión 2014.

En el recorrido de vuelta hacia Pilatos, se produce la escena en la que se pudo ver el encuentro entre San Juan (Agoney Hernández, alumno de la EMMA) y Jesús donde a modo de canción expresó el sufrimiento de Cristo y el amor incondicional del apóstol hacia el Mesías.

Una vez propiciados los latigazos a Jesucristo, escena en la que se dejaron entrever las primeras lágrimas tanto de participantes como espectadores, comienza el calvario de Cristo, el cual aprovechando la pendiente de la Calle Grande adejera proporcionó una perspectiva más realista de dicha escena, tal como se narra en los textos sagrados.

Coronado con espinas en la cabeza y una cruz de dimensiones portentosas a cuesta, se apreció a un Jesucristo ensangrentado, descalzo y dolido que cae al suelo ante el sufrimiento. Su madre, la virgen María, protagonizada por otra vecina del pueblo Ana Oneida Borges, se acerca hasta él para darle consuelo. Acto seguido, Cristo se encuentra con Verónica quien tiene a bien limpiar la cara del Mesías de las manchas de sangre que la cubrían.

Jesús siguió caminando y cae por segunda vez, el peso de la cruz es insoportable y ya casi no tenía fuerzas hasta que finalmente cae por tercera y última vez.

La crucifixión y muerte de Jesús en la Plaza España no dejó lugar a dudas de la solemnidad del momento. Una vez clavadas sus manos y pies, se escucharon las últimas palabras de Cristo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” y “en tus manos encomiendo mi espíritu” y posteriormente el diálogo desgarrador de la Virgen María despidiéndose de su hijo.

Una vez culminada la obra teatral, se inició la procesión y posterior entierro de la imagen del Cristo Yacente hasta la iglesia de Santa Úrsula mártir. La talla es del siglo XX, concretamente de la década del 50 y fue adquirida por la Hermandad del Santísimo.

Novedades
Además del cambio de sentido que tuvo lugar el año pasado y que todavía sorprendió a algún asistente, las novedades más destacables de este año se centraron en la escena de Pilatos y Claudia, donde se incorporaron nuevos elementos en el atrezo, en el diálogo y la concepción escenográfica.

De igual forma, la colaboración de la Escuela Municipal de Música y Danza de Adeje ha sido fundamental, ya que han logrado recomponer la música de toda la obra proporcionándole elementos tradicionales canarios a cada melodía: chácaras, tambores, timple, aires de lima y malagueñas.

También son destacables los 20 puestos que configuraron el mercado de Jerusalén, que este año albergo: frutas y verduras, legumbres y semillas, alfarería y cerámica, cuero y zapatos, inciensos y velas, piedras preciosas, telas, pescado, frutos secos, queso, cobre y cestería, pan y mermelada, herrería, carpintería y corral para los animales.

Las mejoras en el escenario de Herodes también han sido especialmente cuidadas, así como la renovación y mejora del vestuario. Las bailarinas de Herodes, alumnas de la EMMA, dieron un toque diferente a dicha escena.

A lo largo de la jornada y a pesar de la cantidad de personas que se dieron cita en Adeje para ver de cerca La Pasión, no hubo ningún incidente que lamentar, ya que el dispositivo de seguridad planteado cumplió las expectativas.

La organización ha manifestado su completa satisfacción por el éxito obtenido y ha felicitado a todas las personas participantes en esta edición agradeciendo su implicación en el evento cultural de mayor relevancia del municipio y les invita a que sigan colaborando en la Representación del próximo año.